Una historia de más de mil años…..Santa Maria la Real.

Quiero dedicar la entrada de hoy a contarte brevemente la historia de uno de los monumentos más emblemáticos del románico de la Montaña Palentina, que puede considerarse por diferentes motivos como el centro neurálgico del románico norte: el Monasterio de Santa María la Real. Dado el carácter preeminente que ha adquirido en las últimas décadas, se ha constituido como sede de dos importantes instituciones, como son la Fundación Santa María la Real-Centro de Estudios del Románico, así como del Museo ROM (Museo del Románico).

Hace un par de semanas volví de nuevo a visitar este edificio tan emblemático y pensé que sería una buena idea darte unas pinceladas de su larga historia; antes de comenzar, quisiera destacar la buena labor desempeñada por la guía que nos contó con todo detalle lo relativo al edificio, su historia y lo que en él se alberga.

Comenzamos la visita….

Según dice la leyenda, a principios del siglo IX el hermano del abad de un monasterio situado a orillas del Río Ebro estaba de caza por estos lares cuando descubrió accidentalmente dos pequeñas ermitas, una de ellas dedicada a Santa María y la otra a San Pedro y San Pablo, que contenían reliquias, cosa bastante habitual en la época; por otro lado, hallaron un arcón que contenía una imagen del Santo Cristo con un semblante de gran nobleza y que desprendía un olor muy agradable por la llaga del costado…..El abad de marras, cuyo original nombre era el de Opila, decidió erigir una iglesia en tan “sacro lugar”, y ese parece ser el legendario origen de la inicial construcción.

Entrada a Santa Maria la Real

Entrada a Santa Maria la Real

Los primeros documentos escritos datan del año 1020 aproximadamente, donde se habla de donaciones al Monasterio existente por aquel entonces; además, parece ser que se trataba de un monasterio “mixto”, donde convivían monjes y monjas (doy por hecho que en estancias separadas…).

Llegamos así al siglo XII, concretamente al año 1169, cuando el rey Alfonso VIII entrega el Monasterio a la orden de los premostratenses; a partir de ese momento fue ya conocido como Santa María la Real, marcando esta época el comienzo de las obras que configuraron al mismo como uno de los grandes exponentes del románico en transición al gótico del norte de Palencia.

¿Y quiénes fueron son los premostratenses? Yo al menos no tenía conocimiento de esta orden con un nombre tan extraño, así que a investigar….Resulta que fue fundada en 1120 por el alemán Norberto de Xantén, debiéndose su nombre al lugar donde se originó: la Abadía de Premontré (Francia); los religiosos de esta orden son conocidos  como los “canónigos blancos” debido al color blanco de su hábito. Estos canónigos se dedicaban a la vida pastoral, ejerciendo de forma muy activa la evangelización de la población; por aquella época la regla benedictina para la vida monástica era la de ora et labora (reza y trabaja), con lo que los premonstratenses eran vistos como “monjes un tanto extraños” por su actitud tan cercana a sus vecinos.

Iglesia Santa Maria la Real

Iglesia Santa Maria la Real

Pasan los años, y la Abadía llega a ser uno de las más ricas del norte de Castilla, dado el gran número de heredades y concesiones de reyes y de nobles; se convierte también en un centro de referencia para la producción agrícola y ganadera de la zona, dado el vasto número de tierras que poseía. El año 1222 es de gran importancia, pues es cuando se consagra la iglesia.

A comienzos del siglo XIV se produce cierta decadencia del Monasterio, como consecuencia  de una rebelión de los monjes contra el abad en el año 1323, así como de los terribles males que desencadenó la Peste Negra hacia 1348.

A lo largo del siglo XVII, Santa María la Real experimenta una vuelta a su pasado esplendor bajo el sistema organizativo de la Congregación Premostratense de España que, entre otros aspectos, se traduce en la construcción de nuevas dependencias y ampliaciones, que duran hasta finales del siglo XVIII.

Claustro de Santa Maria la Real

Claustro de Santa Maria la Real

Con el proceso de la desamortización de Mendizábal en el año 1836, las tierras dependientes del Monasterio así como dos hospedarías que estaban bajo su tutela, pasan a manos de particulares; no así la Iglesia, que fue objeto del expolio y la rapiña, implicando que a principios del siglo XX el edificio estuviera en un estado ruinoso. Algunas fotos dan cuenta de cómo se encontraba y es una auténtica pena.

A partir de los años 60, la Dirección General de Bellas Artes se interesa por el inmueble y se restauran el Claustro, la Iglesia y de la Sala Capitular; esta última estancia es mi preferida de todo el Monasterio, pues considero que es una autentica maravilla. Hoy en día se encuentra en perfecto estado de conservación….afortunadamente!!!

Sala Capitular Santa Maria la Real

Sala Capitular Santa Maria la Real

A partir de 1984 acoge un Instituto de Enseñanza Secundaria y a partir de 1988 se inaugura el Centro de Estudios del Románico, culminando el gran trabajo realizado desde varios años atrás por la Asociación de Amigos del Monasterio de Aguilar; uno de sus fundadores e impulsores es el humorista gráfico y arquitecto lebaniego José María Pérez González “Peridis”, a quien seguramente recuerdes por un magnifico programa de televisión que realizó para TVE hace unos 15 años, titulado “Las claves del románico”.

Aquí termina nuestra visita por la larga y variada historia que ha tenido este Monasterio a lo largo de sus más de mil años de existencia. Si no lo conoces, te animo a que lo visites…..y a que realices la visita guiada, pues merece la pena pagar los 5 euros que te van a cobrar. Cuanto más profundamente conozcamos lo que vemos, con más fidelidad lo recordaremos después.

Sigue tu norte!!!

 

2 pensamientos en “Una historia de más de mil años…..Santa Maria la Real.

  1. Vidal

    Muy buena entrada César! Un lugar emblemático de la montaña palentina, si señor!… al hilo de la leyenda del descubrimiento de esas dos ermitas, hace poco descubrí que a su vez se descubrió la cueva donde yacía enterrado Bernardo del Carpio que está justo enfrente del monasterio al otro lado de la carretera… un personaje y una historia supercuriosa que me ha encantado descubrir… te paso el enlace por si no lo has visto: http://www.santamarialareal.org/noticias/bernardo-del-carpio-caballo-entre-la-realidad-y-la-leyenda … nunca se acaban las sorpresas en la montaña palentina!… un abrazo Amigo! 🙂

    Responder
    1. César Autor

      Muchas gracias por tu comentario, Vidal!! La verdad es que tenemos tantas cosas que merecen la pena en nuestra montaña….No conozco la historia de Bernardo del Carpio, con lo que voy a leerla con mucho interés. Te agradezco mucho que me hayas mandado el enlace…todo un detalle!!
      Un fuerte abrazo, figura!!

      Responder

Deja un comentario