El ciervo: el rey de los bosques

Con la entrada de hoy quiero dar el primer paso para incluir en el blog artículos sobre la fauna y la flora tan variada que existe en la Montaña Palentina. Intentaré mostrarte la riqueza de animales y plantas que se esconde detrás de cada uno de los rincones que forman parte de nuestra comarca. Será un proceso de aprendizaje también para mí, puesto que este es uno de los temas en los que más tengo que formarme.

Tal y como ya puse de manifiesto en mi perfil, desde el principio tenía claro que todo el trabajo que conlleva escribir los artículos en el blog me iba a servir, entre otras cosas, para aprender muchas cosas del entorno; eso es algo muy motivante para mí porque forma parte de mi personalidad. Pienso que quien no tiene curiosidad por aprender está perdiéndose cosas estupendas, de ahí mi constante inquietud por conocer con más profundidad todo aquello relacionado con la temática del blog. Y, desde luego, poder compartirlas contigo.

Comenzamos esta serie con uno de los mamíferos más representativos de la zona: el ciervo, cervus elaphus.

Ciervo photo credit: VeRoNiK@ GR via photopin cc

Ciervo
photo credit: VeRoNiK@ GR via photopin cc

Características.

Este animal, tanto por la belleza y la armonía de sus formas como por su porte elegante al andar/trotar es considerado el estandarte de la fauna boscosa; si además le añadimos una buena cornamenta en la cabeza y que algunos ejemplares llegan a pesar 150kg., puedes intuir de dónde procede el calificativo de “rey del bosque”.

Se trata de un mamífero con pezuña (lo que en términos técnicos se denomina artiodáctilo), de cuerpo muy robusto con el dorso recto, patas alargadas y resistentes, con un pelaje áspero, de color castaño rojizo en verano y que se vuelve más gris en invierno.

Los cuernos, que sólo se presentan en el macho, están muy ramificados y se renuevan cada año, pudiendo medir alrededor de 1,60 m.; como curiosidad, según he leído recientemente, este animal regenera anualmente su cornamenta a un ritmo que tiene el récord en velocidad de regeneración animal (2 centímetros diarios). Para los ciervos, los cuernos representan un símbolo de virilidad; éstos se renuevan cada año, perdiéndolos una vez terminado el invierno (hacia el mes de abril), para volver a crecer rápidamente poco después; algo curioso es que el ciervo roe las cuernas caídas, por el alto contenido en nutrientes que tienen. Por último, en lo que a “cuernos” se refiere, señalar que la parte ósea está revestida de una capa suave, denominada “terciopelo”, que en verano se desprende al secarse.

Huella de ciervo Fuente: http://naturablog.blogspot.com.es/

Huella de ciervo
Fuente: http://naturablog.blogspot.com.es/

 

Hábitat.

El ciervo vive tanto en los bosques de árboles caducifolios de nuestra comarca (robledales, hayedos), en las zonas montañosas con matorrales de retama o brezos así como en las praderías anexas a ellas. Es bastante sedentario y se desplaza distancias mayores en invierno al buscar alimento fuera de las áreas cubiertas por la nieve.

Su alimentación se base en materia vegetal (hierba, hojas de árboles, pequeñas ramas, etc.

Los ciervos, que son animales muy inteligentes, cuando son perseguidos por sus depredadores hacen perder su rastro arrojándose a los cursos de agua, puesto que son excelentes nadadores. Tiene un finísimo olfato, pues puede advertir la presencia de un hombre a una distancia de 2 kilómetros y es capaz de correr a una velocidad de 65 kms. por hora…..Ya te imaginas la supremacía que tiene respecto a los humanos en este aspecto (como sucede con casi todos los animales). Por último, señalar que posee un gran campo visual, lo que le ayuda a escapar rápidamente a la menor señal de peligro.

La época de berrea, que comienza en el mes de septiembre, constituye uno de los mejores espectáculos que pueden vivirse en la Montaña Palentina; es fruto de las luchas que libran los machos al objeto de conseguir perpetuar la especie. Los machos dominantes conseguirán reunir un grupo de hembras para aparearse con ellas. Tras un periodo de gestación de alrededor de 235 días de gestación, cada hembra parirá una sola cría; ésta permanecerá con su madre durante un año y si son hembras durante otro año más.

http://naturablog.blogspot.com.es/

Excrementos de ciervo. Fuente: http://naturablog.blogspot.com.es/

Entre los ciervos rige el matriarcado. Únicamente los viejos machos se unen en grupos de ejemplares de dichas características; en cambio, los jóvenes siguen a las hembras, una de las cuales guía la manada (como suele suceder con tantos herbívoros). En invierno, cuando la nieve está alta, amenazados por el hambre, estos animales se reúnen en grupo para protegerse y calentarse mutuamente.

Es una maravilla poder contemplarlos en plena naturaleza, a pesar de que cada vez resulta más difícil. El respeto a la naturaleza y los diferentes ecosistemas que la integran es básico si queremos que las manadas de ciervos sigan formando parte del paisaje de la Montaña Palentina.

Sigue tu norte!!!

 

4 pensamientos en “El ciervo: el rey de los bosques

    1. César Autor

      No tenía pensado poner un foto en esta entrada en concreto porque creo que todo el mundo sabe lo que es un ciervo, por muy escasos conocimientos de zoología que tenga quien lo lea…pero tomo nota e incorporo una imagen, por si hubiera algun despistado/a que piense que se tratara de un ave rapaz o de un reptil…
      Un abrazo, Ferni!

      Responder
  1. Mª Ángeles Barón Marcos

    Fenomenal que en tu blog le dediques un espacio a la fauna y flora auoctóctonas que es tan variada como hermosa. En la palabra ciervo quizás esté el origen del nombre de nuestra amada Cervera. Un saludo

    Responder
    1. César Autor

      Efectivamente, tal y como señalas el nombre de Cervera parece ser que deriva de la palabra “Cervaria”; dicho término hacía referencia clara al gran número de ciervos que habitaban los bosques que rodeaban el lugar que hoy ocupa Cervera.
      Un abrazo, Mª Ángeles.

      Responder

Deja un comentario